Un domingo por la tarde me dispongo a remolonear sentada en el sofá viendo un ratito la tele y nada mejor que el programa “Aquí la Tierra” que a buen criterio han puesto en parrilla también los fines de semana.

Aprendes, te diviertes y conoces profesionales de todo tipo. En esta ocasión tocaba hablar de patatas y su uso gastronómico más adecuado dependiendo de las variedades. Por ahora todo estupendo…y llega el momentazo cuando al paisano le preguntan sobre el aceite para freír: ¿Aceite de oliva o de girasol? Y sin dudarlo ni un segundo, el propio responde “Girasol”.

No me molesta que con unas audiencias millonarias se esté transmitiendo esa falacia respecto a la fritura, me duele que la respuesta fuera tan inmediata y aprendida.

Está claro que el sector industrial de los “aceites de oliva” no está haciendo bien los deberes y anda recalado en el subconsciente colectivo la muleta que freír con “aceites de oliva” no es recomendable.

Mucho rasgarnos las vestiduras por la cosecha o los precios…pero poca inversión para eliminar de la imaginería popular los falsos mitos alrededor de los “aceites de oliva”.

Mar Luna Villacañas
Directora de la Escuela Europea de Cata y Productora de Aceite de Oliva Virgen Extra.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies
error: Alert: Este contenido está protegidon No copies !!