Cuando las familias olivareras entienden que quizás los métodos tradicionales de olivicultura que han aprendido no son todo lo eficaces que debieran, están a punto de dar un salto significativo en la gestión de sus explotaciones. Este ejemplo es el de la familia de Aceites Fructum de Madrid que sienten que algo no va todo lo bien que debiera y me ha pedido asesoramiento.

Plantación joven de la variedad Arróniz que no podía prosperar más por la mala plantación inicial donde los olivitos no podían generar más raíces por compactación.

Plantación joven de la variedad Arróniz que no podía prosperar más por la mala plantación inicial donde los olivitos no podían generar más raíces por compactación.

Entender sus olivos, su explotación, la forma de podar…es fundamental para empezar a ser más eficaces. Pasamos una tarde estupenda visitando sus parcelas y revisando posibles mejoras. Una familia que siente el olivar que han heredado como una responsabilidad de futuro y que no siempre se lleva a cabo las tareas agrícolas de la mejor manera. Seguro que a partir de ahora empiezan a «leer» sus olivos de otra forma.

Si queréis venir a la Escuela para aprender a «leer» mejor vuestros olivares, os animo a que vengáis a nuestro Curso de Olivicultura y poda práctica.

Mar Luna Villacañas

Si no aprendemos a ver lo que no se ve, es decir, el suelo...podemos estar regando o nutriendo de forma incorrecta nuestro olivar.

Si no aprendemos a ver lo que no se ve, es decir, el suelo…podemos estar regando o nutriendo de forma incorrecta nuestro olivar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies