La Junta de Andalucía va a poner en marcha un sistema de control a través de puntos sensibles de contagio de dicha bacteria como son viveros de olivo, cítricos, almendras y plantas ornamentales. También se añadirá un proceso de cuarentena de aquéllas explotaciones que estén atacadas o haya sospecha de que lo estuvieran.

En los métodos de estudio se va a hacer especial hincapié en conocer en detalle la bacteria, su biología y sintomatología, los potenciales insectos vectores y las especies sensibles. Toda la información obtenida se pondrá a disposición de agricultores, personal técnico y profesionales de la jardinería y viveros. Las labores de investigación, formación y transferencia de resultados correrán a cargo del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa)

Para saber un poco más de esta bacteria:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies